viernes, 23 de mayo de 2014

Yo, Ciudadana del mundo?


Hace unos días, en una de las clases que estoy tomando en la universidad, estábamos tocando el tema de la globalización y de como ahora los jóvenes debemos educarnos para ser ciudadanos globales. Mi profesor, una persona muy inteligente y con sus opiniones muy seguras según mi parecer, comentaba que el hecho de haber vivido por muchos años fuera de su país, Corea del Sur, le abrió mucho su forma de pensar y de ver la sociedad coreana. Comento que anteriormente cosas que para él eran completamente justificables y comprensibles ahora ya, no tenían sentido alguno.

Mientras lo escuchaba me puse a pensar un poco en como mis propias experiencias han cambiado mi forma de ver mi vida y de ver la vida de las personas que me rodean, mi familia y amigos por supuesto. Me encontré  a mi misma tratando de recordar cómo pensaba yo antes de mi primer viaje sola en el 2010. Y aunque sea imposible de creer, no pude recordar con claridad cómo era que yo pensaba o cuales eran mis propias opiniones acerca de mi vida y de cómo debía hacer para seguir adelante. Una cosa si es segura, no creo que pensara como lo hago ahora.

Verán, antes de salir de mi país nunca se me paso por la cabeza poder tener una familia o establecerme fuera de él. Ahora, no logro decidirme. Digo anteriormente era tan sencillo decir y pensar “No, yo me quedo aquí en Colombia” y ahora cuando alguien me pregunta que hare en un futuro, “Te quedaras en Corea o regresaras a Colombia?”, no puedo responder. Por mas que me lo piense, algunas veces digo NO jamás me quedaría aquí, yo me voy para mi casa…. Otras respondo me gustaría trabajar aquí un tiempo…. Otras simplemente digo no aquí pero en otro lado – he estado mirando otras opciones también.

De la misma manera pienso acerca de mi familia y amigos. Me encanta compartir cosas que solo yo he podido vivir y que solo yo se como son. Amo hablar con mi mamá y entusiasmarla acerca de ver y conocer todo lo que yo he logrado conocer. Detesto escuchar a mi hermana decir que quiere ir a Estados Unidos y decir que Asia no es interesante. Porque no lo es? He empezado a notar que no me gusta cuando se limitan a lo que ya conocen y se van a lo seguro y no experimentan cosas nuevas, me molesta. Siento como si esas personas a las que tanto aprecio y amo se estuvieran quedando estancadas por sus propios pensamientos. Pero, anteriormente pensaba de la misma forma? La verdad es que no estoy segura de si alguna vez me pregunte si ese tipo de pensamientos me molestaban.

Mucha gente define al “ciudadano del mundo” como una persona capaz de adoptar acciones que le conducen mas allá de su área de confort – ya sea su ciudad o su país o cualquier lugar al que esa persona pueda llamar hogar. Esto debido a que interpreta y asume que el mundo, en su totalidad, es un campo de acción en donde puede expresarse con libertad. Al ver la descripción empecé a preguntarme a mi misma si yo podría ser considerada una ciudadana del mundo. Digo, me encanta probar cosas nuevas y experimentar. Amo viajar, así muchísimo pero no solo como turista. El vivir por un tiempo en un lugar cambia mucho tu manera de pensar de una cultura. Lo digo porque antes de venir a Corea estaba completamente segura de que quería quedarme aquí… ahora no lo estoy.

Hay muchas cosas que un ciudadano del mundo puede encontrarse que pueden poner a prueba que tanto es capaz de asimilar nuevas culturas, aceptarlas y adoptarlas para sí mismo  como una manera de mejorar su capacidad de pensar, analizar y expresar sus pensamientos. Se aprende a valorar lo que uno es y a aceptar que muchas veces estamos en posiciones de desventaja total y que, en algunas otras podemos aportar a esas sociedades nuevas a las que nos introducimos con ánimos de que ellos también aprendan de ti y de tu cultura.

Uno se pregunta si lo que aprendió de pequeño está mal o si lo que esta viendo en esos momentos esta mal… o si simplemente son formas diferentes de ver y hacer las cosas. Se convierte uno como en una especie de esponja que absorbe todo lo que le llega y procesa esa información para tratar de adaptarla a su entorno. Se vuelve uno más débil porque siempre estas en constante cambio de no saber como actuar pero, al ser exitoso en algo nuevo siempre le queda a uno ese sentimiento de éxito y orgullo de uno mismo.

Se aprende que los idiomas no se hablan hasta que no se comprende la cultura del mismo. Es interesante como el lenguaje esta tan ligado con la cultura que, muchas veces aun cuando tu ingles sea perfecto no podrás entender las expresiones coloquiales existentes en cada país de habla inglesa, por ejemplo.

Se abre muchísimo el pensamiento y se convierte uno en una persona que es capaz de asimilar cualquier verdad, aceptarla y, aunque no la compartas, tener una opinión acerca de ella. Mi profesor decía que, no se nos debe olvidar nuestra propia base – nuestras raíces – pero que eso sea solo una base. Porque el ciudadano del mundo tiene eso, el mundo para explorarlo y experimentarlo en toda su expresión. Yo, como ciudadana del mundo que estoy empezando a ser, aun tengo muchas ganas de más, esas ganas inmensas que le quedan a uno de seguir conociendo y de seguir experimentando cosas nuevas todos los días. Corea no será mi último destino, de eso estoy segura. 







 
Blogger Templates