martes, 10 de junio de 2014

Reflexion No 1

Alguna vez has pensado que tal vez tu vida esta como estancada? Yo si, tal vez mas veces de las que deseado admitirlo la verdad. Cuando ves a todas las personas que están a tu alrededor avanzando mientras que en tu vida no vez un gran cambio te llegas a sentir presionado y preocupado por estancarte. 

En mi caso, yo veo a mis amistades avanzando profesionalmente mientras yo sigo siendo una estudiante, me fastidia tener que depender de mi padre alguna veces porque no logro manejarme sola aunque desee hacerlo, veo a muchas personas empezando a tener familia y pasando de esa etapa de ser adultos jóvenes a tener un hogar por si mismos. Yo sigo en la misma etapa en la que me encontraba 4 años atrás.

Cuando he hablado de estas cosas con mis papas o con mis amigas me han dicho que lo que estoy construyendo ahora es lo que me dará fuerzas en el futuro. Decidí en cierto modo dejar de preocuparme por eso, no pensando mientras vivo mi vida día a día y sin ninguna prisa. Lo cierto que es mi personalidad no me lo permite. Porque soy alguien que siempre se ha preocupado por lo que viene al frente, mas bien me preocupo por mi futuro, lo que me depara mi vida, mi camino. 

Hace unos días, sin embargo,me di cuenta que no soy la única que ve en los demás la vida perfecta y que, de hecho, mucha gente cree que mi vida lo es y que me ven como una especie de ejemplo a seguir. Me di cuenta que, así como ellos no saben de mis preocupaciones, yo tampoco se las preocupaciones de esas personas que yo considero están avanzando. Y tal vez nunca las sepa. Lo que si me quedo claro es, no todo lo que vemos de los demás es una verdad completa, por mas amigos que se sea. Esto es porque a todos  nos gusta tener esas ciertas pequeñas cosas que  no queremos que nadie, ni siquiera el mas intimo de los amigos, familiar o pareja, vea. 

Ademas, con tantas decisiones que deben tomar en la vida mas todos los obstáculos que se nos presentan, es difícil que avances en la vida sin llegar a sentirte en algún  momento perdido. En estos momentos, no siento que haya alguien que no se haya sentido o no se sentirá como yo me siento ahora. Mi decisión sigue siendo la misma, tratar de vivir mi día a día de la mejor manera posible, aunque es un cliché, sigue siendo lo mejor que se puede hacer.

Porque si empezamos a preocuparnos por lo que aun  no sucede o por lo que le sucede a los demás, nos olvidamos por  completo de que también estamos en este mundo y, que nuestras vidas también nos las dieron para que las disfrutemos al máximo.
 
Blogger Templates