Pages

jueves, 24 de julio de 2014

La Ladrona de Libros

Autor: Markus Zusak
Género: Historico, Drama.  
Editorial: Lumen
Año: 2005
Ranking: 3,8/5
 
Sinopsis

En plena II Guerra Mundial, la pequeña Liesel hallará su salvación en la lectura. Una novela preciosa, tremendamente humana y emocionante, que describe las peripecias de una niña alemana de nueve años desde que es dada en adopción por su madre hasta el final de la guerra. Su nueva familia, gente sencilla y nada afecta al nazismo, le enseña a leer y a través de los libros, Liesel logra distraerse durante los bombardeos y combatir la tristeza. Pero es el libro que ella misma está escribiendo el que finalmente le salvará la vida.

El autor

Markus Zusak, nacido en 1975 en Sídney, es un escritor australiano conocido internacionalmente por sus novelas de literatura Cartas cruzadas y La ladrona de libros, entre otras obras. Su nombre de nacimiento era Branko Cincovic, el cual decidió cambiar a la edad de 19 años cuando se mudó de su casa y empezó su carrera como escritor.
En una entrevista para el Sydney Morning Herald, Zusak dijo que desde niño fue escuchando historias acerca de la Alemania nazi, el bombardeo de Múnich y del maltrato de los judíos. Estas historias, junto a las experiencias de sus padres en Austria y Alemania durante la Segunda Guerra Mundial , le inspiraron a escribir el libro de La ladrona de libros.

Experiencia Personal con este Libro


La ladrona de libros llego a mí por mera casualidad la verdad. Normalmente no leo o veo cosas tristes porque… pues son tristes. En lo personal no me gustan este tipo de historias porque siempre termino llorando o con ese sentimiento de que la vida es muy dura y que siempre terminan pasándole cosas malas a las personas buenas, ese sentimiento que no me gusta. No creo que a alguien le guste sinceramente.

Decidí leerlo básicamente porque vi muchos comentarios buenos acerca del libro. Una muy buena novela, historia conmovedora, y muchos decían que no habían parado de llorar al leerlo. Uno de los comentarios de hecho fue de una niña que decidió leerlo después de que su madre le dijera llorando que por favor no lo hiciera. Eso me conmovió y dije, bueno vamos a ver qué tal.

La historia en general me encanto. Posicionada en la época de la Alemania Nazi, la historia es bastante “gris”, como me gusta llamar a los libros algo melancólicos, pero tiene esos momentos de lucecita que dan una pequeña esperanza en que las cosas serán mejores.

Liesel es un personaje fantástico, la verdad es que me pareció fascinante que al autor construyera el personaje de Liesel con ese amor por los libros, hasta el punto de robarlos para poder tener el único placer de leer algo nuevo. Eso me encanto. También me gustó mucho el hecho de que a pesar de que le sucedían muchas cosas malas, la pobre Liesel parecía tener muy mala suerte a mi parecer, ella siempre le daba un poquito de esperanza a las personas que se encontraban a su alrededor.

Muchas veces te da la impresión de que Liesel es una adulta, yo diría que por todo lo que le toco vivir. Sin embargo, el autor vuelve y la posiciona en su papel de niña que es. Creo que se capta como una pequeña puede ser muy madura e inteligente entre los suyos pero seguir queriendo ser una pequeña amada y protegida por sus padres. Me gustó mucho eso.

En cuanto a los demás personajes, mencionare solo los más relevantes. Tenemos a Hans Hubermann, el padre adoptivo de Liesel. Este hombre me recordaba muchísimo a mi papá. Un hombre noble y con un corazón gigante, que además era un hombre correcto y de palabra. Me conmoví con muchas de sus acciones hacia Liesel y hacia Max. Rosa Hubermann, la madre adoptiva de Liesel, era una mujer muy directa y con un corazón fuerte, algo grosera pero le atribuyo esto a su falta de educación. Me gusto este personaje porque a pesar de que siempre se la pasaba quejándose apoyo a su esposo en todo momento y amaba muchísimo a Liesel, aunque no lo demostrara. Max, el judío al que los Hubermann protegían, era una persona que había llevado una vida demasiado dura, ser un judío en la Alemania Nazi no era cosa sencilla. A pesar de eso, aprendió a querer a Liesel como parte de su propia familia y le enseño lo bonito que era escribir. Y por último, Rudy, el mejor amigo de Liesel, quien le daba siempre a la historia su toque cómico y romántico.


Disfrute muchísimo la lectura y me encanto el libro. También me vi la película, justo después de terminarlo a ver qué tal. Entonces, se preguntaran porque le coloco un 3,8 y no una puntuación más alta? Bueno la verdad es que leí tantas cosas de este libro antes de leerlo que mis expectativas acerca de las tristezas que iba a sufrir Liesel se subieron bastante. No era como si esperara llorar al respecto. Simplemente esperaba algo más triste, algo que me hiciera sentir abrumada. Puedo atribuir el hecho de la falta de tristeza en mí a dos cosas: 

  • La primera es la forma en la que se cuenta la historia, que a mi parecer distrae mucho al lector. La historia es contada desde la perspectiva de la misma muerte, así es, la muerte es quien cuenta la historia y, da tantas pistas de… y se murió muy feo o… murió en no sé qué parte  y en no sé cuánto tiempo que, al lector no le llega por sorpresa una muerte, ni una sola. Es por eso que en lo personal no me sentí triste al leerlas… era como “Ah… ya se murió”, algo así.
  • La segunda es que a pesar de que ya se sabe que la historia va a ser triste y que, muchos de estos libros son bastante lentos, sentí como que la historia avanzaba muy lentamente. No sé, de pronto es también por el hecho de que no estoy acostumbrada a este tipo de libros. Y al final, entonces todo pasa tan rápido, los últimos tres capítulos son los más cortos y menos descriptivos de todo el libro. Así como en la misma película, no toma ni dos minutos ver la vida de Liesel y que pasa con ella después del último bombardero. Me hubiera gustado leer algo más acerca de cómo afronto su perdida. Pero no. 

Links