viernes, 8 de mayo de 2015

Las Carreras de Escorpio


Autor: Maggie Stiefvater
Género: Young Adult, Romance, Fantasía Paranormal, Ficcion.
Editorial: Destino
Año: 2009
Ranking: 3,5/5
 Sinopsis


Ocurren al comienzo de cada mes de noviembre: Las carreras de Escorpio. Los jinetes intentan mantener las riendas de su caballo en el agua el tiempo suficiente para llegar a la línea de meta. Algunos jinetes viven. Otros mueren.

A los diecinueve años, Sean Kendrick es el primer campeón en regresar. Él es un joven de pocas palabras, y si tiene algún temor, los mantiene enterrados, donde nadie más puede verlos.

Puck Connolly es diferente. Ella nunca tuvo la intención de participar en Las carreras de Escorpio. Pero el destino no le ha dado muchas oportunidades. Así que entra en la competencia, y es la primera chica en hacerlo. Ella no está en absoluto preparada para lo que va a suceder.

El autor

Maggie Stiefvater nació el 18 de noviembre de 1981. Se graduó en Historia en la Mary Washington College y después probó suerte en diversos empleos convencionales en los que no duró mucho. Sin embargo, antes que escritora, Stiefvater mostró habilidades estupendas como artista. Comenzó a realizar trabajos como retratista y también se especializó como pintora de arte ecuestre.

Junto al arte, Maggie siempre se ha sentido atraída por la escritura. Había escrito cerca de treinta obras (la mayoría inacabadas) antes de ir a la universidad. Fue entonces cuando empezó a tomárselo más en serio, pero pasaron varios años y aceptó numerosos rechazos editoriales hasta ver su primera novela, Lament, publicada en 2008, a la que siguió su continuación, Ballad. En 2009 le llegó el éxito con Temblor, el primer libro de una saga romántica con tintes paranormales que encandiló a crítica y lectores y permaneció 40 semanas en la lista de libros más vendido del New York Times, vendiéndose hoy en más de 30 países, traducido a diversas lenguas. La historia de Sam y Grace continuó con Rastro y Siempre, y más tarde la autora publicó The Scorpio Races, una novela fantástica que reúne tres de sus elementos preferidos: mitología celta, caballos y carreras. Luego, se embarcó en una nueva trilogía, The Raven Boys. La profecía del cuervo.

Experiencia Personal con este Libro


Empecé a leer este libro porque era el libro del mes para un grupo de Goodreads al que pertenezco.  Además, la historia era algo muy diferente a lo que estoy acostumbrada a leer. No he leído muchos libros que tengan que ver con animales.

La premisa de las carreras y los caballos de agua se veía muy buena al inicio. Además sentí que debido a como describían a los caballos tenía que tratarse de una novela que me pondría nerviosa al leerla por los peligros que estos caballos representaban. Sin embargo, la premisa se quedó en premisa y la preocupación llego solo una vez durante todo el libro, en un solo capitulo.

La trama del libro son las carreras escorpio pero creo que el libro está más basado en los dos personajes principales. En sus vidas y en sus problemas personales. La carrera pasa a un segundo plano en este sentido y la verdad es que esto no me gustó mucho. La autora dio muchas vueltas a cosas que no tenían por qué desarrollarse tanto y dejo de lado otras que le hubiesen dado un poco más de "sabor" a la historia. No se si me hago entender.

Decir que el libro es lento, es simplemente decir muy poco. En la primera mitad del mismo no pasa casi nada interesante. Es más como el dar a conocer a ambos personajes, quienes solo saben de la existencia del otro pero no interactúan hasta mucho después de la mitad del libro. Es además explicar las situaciones que llevan a ambos a encontrarse en la posición en la que se encuentran de tener que correr en esas carreras que ponen en peligro sus vidas pero sin darte mucho detalle al respecto tampoco.

Al principio me costó muchísimo identificarme con los personajes principales. Puck por su parte me desesperaba. Esta chica de verdad que se portó como una gran tonta durante gran parte de la historia y, de hecho, creo que Maggie hubiese podido ahorrarse muchísimas paginas si tan solo hubiera hecho la causa de su participación en las carreras más convincente desde el principio (la causa cambia a la mitad de la historia, lo que no tiene sentido para mi).  Por el otro lado, tenemos a Sean, quien me simpatizo mucho más desde el inicio y la verdad es que sentí mucha pena por su situación. Además que su relación con su caballo me pareció muy conmovedora, creo que esto fue la razón por la que seguí leyendo a pesar de que el libro no me estaba gustando.

Para después de la mitad de libro, empiezan a suceder cosas interesantes una detrás de otra y el ritmo del libro cambia totalmente. Hay un evento en especial que me tuvo nerviosa y me adentro en la historia como no lo habían hecho las más de 100 páginas que ya había leído, por lo que agradezco infinitamente a este capítulo porque sin él hubiera dejado el libro por la mitad.  

Sin embargo, encontré que todo parecía suceder muy rápido, incluyendo la relación de ambos personajes. Fue como si la autora quisiera terminar la historia lo más rápido posible. Es decir, perdió todo ese tiempo en la primeras páginas y ahora estaba corriendo. Eso me disgusto muchísimo. No podemos lograr ver la relación amorosa de ambos personajes principales desarrollarse lentamente, se desarrolla sobre un transcurso de tiempo largo pero la autora lo describe en menos de dos páginas. La carrera también, se desarrolla de manera muy corta y la conclusión a la misma, aunque satisfactoria, fue descrita de manera tan general y tan breve que me hizo querer lanzar el libro por la ventana de mi habitación.

El libro no me gusto pero no hasta el punto de odiarlo. Lo que puedo decir es que no le di una menor calificación porque la relación entre Sean y Corr (su caballo) me conmovió muchísimo. Si no hubiese sido por estos dos yo no habría puesto un 3,5 a este libro. Tenía muchísimas ganas de leer “The Raven Boys” y ahora no sé qué hacer la verdad  porque si estos libros son asi como este de lentos no creo que me lleguen a gustar del todo.  


 
Blogger Templates