lunes, 13 de julio de 2015

Siendo Fan: El Azul Zafiro y la Familia ELF


En este post quiero hablar sobre un tema que me identifica mucho como persona, ser una Fan. Y digo que me identifica mucho porque a lo largo de mi vida, y no digo que mi vida haya sido muy larga, he logrado apasionarme por ciertas cosas y vivir como fanática. Sin embargo, no creo nunca haber llegado a extremos en este asunto. Tal vez mi mayor extremo sea mi estado ahora mismo pero, incluso eso, yo no lo considero como un estado extremo. Ustedes me dirán.

Creo que puedo contar con los dedos las cosas de las que he sido fanática y ni siquiera logro llegar a terminar los 5 dedos de una de mis manos. Mi primera experiencia fue con los libros de Harry Potter, me obsesione con estos libros. A tal punto que fui a Londres y visite todos los sitios de grabación y hasta a una premier de una de las películas. He leído los libros más de 5 veces y probablemente visto las películas más de 10. Pertenezco a Pottermore y sigo a todos los actores de las pelis que tenga twitter, ah… y Daniel Radcliffe fue como mi “traga” o “chico ideal” durante casi toda mi infancia y mi adolescencia.

Mi segunda experiencia fue con RBD y esta sería mi primera experiencia en la música porque a pesar de que me habían gustado muchos cantantes antes de RBD creo que ninguno me marco tanto como este grupo. Compré todos sus álbumes, me vi toda la telenovela y la descargue completa (aún hoy en dia muchas veces me la vuelvo a ver) y además iba a ir a su concierto en Bogotá pero como lo cancelaron no pude – ese día llore como una magdalena. Estaba tan metida en todo lo que tuviera que ver con RBD que en mi último año de escuela secundaria unos compañeros míos hicieron una canción donde nombraban a todos los del salón y en mi parte me relacionaban con RBD. Aún sigo la carrera artística de los 6 chicos y siempre estoy pendiente de lo que hacen a nivel actoral y musical.

Estas dos experiencias anteriores me hicieron definir mucho mi personalidad. Y es que yo empecé a leer más que de costumbre gracias a Harry Potter. Y creo que mi personalidad  “nerdita” se enfatizó más con el modelo a seguir que me dio Hermione. También, puedo decir que mi gusto musical se transformó mucho al pop gracias a RBD y como siempre me sentí muy identificada con Dulce Maria creo que ella también tuvo un gran trasfondo en mi personalidad como modelo a seguir.



Ahora, más recientemente (hablo de ya unos 8 años) empecé a escuchar Kpop y a ver dramas asiáticos.  Y me convertir en ELF (Ever Lasting Friend) o Fan de Super Junior, un grupo de Kpop que ya lleva 10 años de trayectoria. Super Junior llego a mi vida, aunque muchos no lo crean o les parezca raro, en un momento en donde yo necesitaba mucho apoyo.  Estaba pasando por una etapa donde me sentía triste y sentía que mi vida se me caía en pedacitos. Y yo siento que ellos me sacaron de ese estado. Siento que se convirtieron en una lucecita que me daba alegrías y me hacía olvidar los problemas que  creía que tenía en esos momentos hasta que esos problemas pasaron a un segundo plano y volví a sentirme bien conmigo misma. Y digo esto último porque quiero que entiendan lo importante que son ellos para mí.

Claro que ellos tienen una influencia grande en mi pero no lo considero como algo negativo. Gracias a ese amor que creció por ellos dentro de mí fue que decidí venir a hacer mi maestría en Corea del Sur y gracias a esa decisión creo que ahora soy una mejor persona. Jamas he considerado mi “fanatismo” como algo negativo en mi vida, por el contrario. Creo que Super Junior me ha dado cosas en la vida que no voy a poder reemplazar; como mis amigas por ejemplo. Pero tampoco, y esto lo digo enserio, NUNCA los he colocado a ellos como el centro de mi mundo. Y es aquí en donde quiero hacer la reflexión.

Muchas veces siento que no soy una fan completa. Digo, yo compro sus álbumes, voy a sus conciertos, si tienen un fan meeting o incluso si ellos dicen que estarán en algún lugar allí me tendrán. Los apoyo con todo mi corazón y los quiero muchísimo. Pero mi vida no gira en torno a ellos, no los persigo, no ando pendiente de todo lo que hacen y lo que no, no compro cada cosa que saquen con su cara solo porque ahí está su cara, etc.

Algunas personas al volverse fan de alguna cosa empiezan a hacer que si vida gire en torno a eso y entonces cuando eso les falta se ponen deprimidas o cuando algo atienta contra eso que ellos creen es importante se vuelven agresivas y egoístas. Yo no considero que ese sea un comportamiento que deba tener un fan, de hecho considero que gracias a estos comportamientos el concepto de ser “fan” de algo o alguien está muy mal visto en la sociedad. Lo ven a uno como una especie de psicópata que daría la vida por algo o alguien que ni siquiera lo conoce, no es saludable y no es correcto.

Yo considero que mi vida como fan ha estado marcada de cosas positivas. He conocido gente que se identifica como conmigo y creo que he hecho amistades que duraran para toda la vida. Además, es algo que me hace feliz pero nunca seré una de esas fans que se obsesionan con una persona que no conocen realmente. Esto lo digo principalmente por las fans de Kpop. Es que en el Kpop los “idols” pasan a ser figuras que algunas fans consideran de su propiedad y no debería ser asi.


Si un miembro de Super Junior quiere tener novia, casarse o incluso salir a una cita con una persona me pondré feliz por ellos. Porque a pesar de todo viven sus vidas y se nota que son personas reales… ese tipo de cosas los hacen más reales para mí, no que se monten en un escenario y canten. Cuando mi miembro favorito de Super junior tuvo un escándalo con una cantante todo el mundo me preguntaba si yo estaba bien. Claro que estaba bien, porque iba a estar mal, es su vida y el decide qué hacer con ella. No digo que la noticia no me dejo en shock pero, no me afecto como la gente creyó que me afectaría.

Aparte, aunque me considero 100% ELF no dejo de escuchar otra música o manifestar lo orgullosa que me siento por otros grupos sean coreanos o no. Porque alabar el talento de alguien seas o no fan de esa persona no tiene nada de malo y no significa que dejaras de ser Fan de lo que te gusta por eso. 

La experiencia de ser fan de algo o alguien debe ser bonita y positiva. No considero que deba traer estrés o que deba ser algo por lo que yo ande enojada. No digo que no me enojado por culpa de Super Junior porque sería una mentira pero, tampoco he vivido sintiéndome defensiva con todo el mundo o estresándome porque no ganan un premio u otras cosas sin importancia. Me gusta el grupo, me gusta su música, me lo disfruto y punto.

No estoy juzgando a las fans que consideran lo opuesto a mí, solo estoy diciendo lo que pienso. Considero que Super Junior llego a mi vida para hacerme feliz y asi quiero que se quede. En mi corazón seré su Fan y siempre estaré, cuando mis otras prioridades personales no se me atraviesen en el camino, para ellos cuando me necesiten. Y es que cuando conocí a Super Junior mi única preocupación era estudiar y disfrutar la vida. Ahora, tengo muchas más responsabilidades y empiezo a tomar camino hacia mi adultez, por lo que menos puedo ponerlos a ellos en frente de todo. Eso no significa que no seré su Fan. 

 
Blogger Templates